La Termografía Infrarroja es una técnica no intrusiva que permite medir en tiempo real las temperaturas de todos los puntos de la superficie de análisis sin necesidad de contacto con la misma.
         
El gran número de ventajas con las que cuenta la Termografía Infrarroja le concede un amplio abanico de aplicaciones en diversos sectores.
     
    VENTAJAS   APLICACIONES    
         
         
   
  • El termógrafo está fuera de peligro al no requerir contacto
  • No afecta al cuerpo que queremos medir pues no es intrusiva
  • Se pueden comparar directamente áreas del mismo cuerpo ya que es bidimensional
  • Se visualizan muy rápidamente los procesos y variaciones en las temperaturas
  • No hay que interrumpir el proceso o funcionamiento de la instalación
  • La vida útil de los equipos se alarga por no requerir interrupciones o contacto
  • El mantenimiento preventivo y predictivo de las instalaciones es más eficaz
  • Reducción de las actuaciones necesarias de mantenimiento y tiempo de reparación
  • Localización con exactitud y antelación de los defectos y potenciales problemas
  • Fácil identificación de puntos de pérdida energética: ahorro energético, económico y medioambiental
  • Permite la rápida y no destructiva comprobación de la correcta ejecución de diversos trabajos
  • Eludir posibles incendios debidas a sobrecalentamientos en instalaciones

Una imagen termográfica es una prueba fidedigna del estado en que se encuentra un edificio, un equipo o una instalación”.

Por lo que si usted tiene un problema que quiera demostrar sin realizar ninguna obra ni parar el funcionamiento de una instalación: humedades en cubierta, fugas de agua en tuberías, falta de aislamiento, pérdida de rendimiento de caldera, etc. Con termografía infrarroja detectamos instantáneamente el lugar de fallo y la imagen termográfica le servirá como prueba para exigir la garantía del equipo, edificio o instalación.